Anemia en el embarazo, ¿Cuáles son los síntomas?

Padecer de anemia durante el embarazo es más común de lo que podemos pensar. Esto se debe a que es un momento en el cual el consumo de nutrientes aumenta considerablemente, es por eso que puedes padecer problemas de hemoglobina, calcio y mucho más. Pero veamos exactamente ¿Cómo prevenir los problemas de anemia en el embarazo?

Es que siempre escuchamos que cuando estamos embarazadas debemos comer por dos, lo que no es cierto; pero si es cierto que debemos proveer a nuestro organismo del doble de nutrientes como el hierro y el calcio, pues los tejidos y la hemoglobina se están formando en el feto, por lo que los requerimientos son muy elevados.

Esta es la razón principal por la cual los especialistas recetan vitamina B12 y ácido fólico, para evitar los problemas de hemoglobina baja, tanto en el feto como en la embarazada. Es que la sangre es la encargada de llevar oxígeno a cada órgano de nuestro cuerpo, motivo por el cual cuando comienza la anemia, puedes sentir:

  • Excesiva fatiga y constante somnolencia.
  • Mareos y dolor de cabeza.
  • Dolor en el pecho
  • Apariencia opaca del cabello y la piel.

Como verás, hay síntomas como los mareos que son muy similares a los del embarazo, por lo que tu especialista seguro estará pendiente de tus niveles de hemoglobina, los cuales dirán si están normales o, por el contrario, necesitarás un extra de hierro para que tu bebé y tu estén saludables.

Además, hay situaciones específicas en las cuales tienes más posibilidades de padecer de hemoglobina baja o anemia.

Índice de contenidos

    Factores que Aumentan la posibilidad de padecer Anemia Durante el Embarazo  

    Lo primero que debes tener presente es que existimos mujeres que generalmente tenemos niveles bajos de hemoglobina, bien sea porque no somos cuidadosas con nuestra alimentación o porque padecemos de menstruaciones largas. Ante estos factores, es difícil mantener niveles altos de hemoglobina. Además:

    • Si has tenido un embarazo reciente, haya llegado a término o no.
    • Tienes un embarazo múltiple, esto es totalmente lógico. Además, imagina si esperar un bebé va a tener unos altos requerimientos de hierro ¿Cuánto vas a necesitar si son dos o tres? Esta es solo una de las razones por las cuales el control prenatal es tan importante.
    • Vómitos frecuentes, si comes y vomitas los nutrientes no llegan a tu organismo, es por eso que puedes probar con opciones como comer hielo, mientras el médico te receta un producto que te permita aliviar el vómito, sin afectar tu embarazo.

    Además, si siempre has padecido de anemia o niveles bajos de hemoglobina, deberás ser especialmente cuidadosa con los alimentos ricos en hierro. Puedes decir que no es lo que te provoca, pero son muchas las opciones; también están los complementos alimenticios,  los cuales te ayudarán a subir la hemoglobina rápidamente.

    Consecuencias de la anemia durante el embarazo

    El 95% de la anemia durante el embarazo se debe a bajos niveles de hierro, motivo por el cual es necesario aumentar la ingesta de este oligoelemento, ya que te puede traer consecuencias como:

    • Mayor riesgo de infecciones tales como neumonía e infecciones urinarias. La peor parte es que el bebé puede nacer por ejemplo con infección en el riñón.
    • Bebé con talla y peso bajo, uno de los problemas más frecuentes a los que se enfrenta un bebé cuya madre presenta anemia, además de correr el riesgo de nacer prematuro.
    • Infarto pulmonar, esto debido a que no llega suficiente oxígeno a los pulmones, ya que la sangre es la encargada de transportarlo.
    • Hipertensión gestacional, la cual suele aparecer luego de la semana veinte del proceso de gestación. El problema es que cuando es ocasionada por problemas de hemoglobina, puede ocasionar preclamsia, bebés con bajo peso o prematuros, así como desarrollar hipertensión post parto.
    • Insuficiencia cardíaca, debido a que entre la semana 20 y la 34, tu gasto cardiaco aumentará entre un 30% y un 50%, eso quiere decir que tu musculo cardiaco necesitará más sangre, ya que la bombeará con más frecuencia. Si esta sangre no trae el suficiente oxígeno, su trabajo aumentará, ocasionando la insuficiencia cardiaca.
    • Deficiencias en el desarrollo cognitivo, un bebé que no ha tenido un adecuado desarrollo, puede presentar problemas que se pueden revertir si la anemia es detectada y tratada a tiempo. Además, para la madre, representa un mayor riesgo de padecer depresión postparto.

    Como verás, la llamada ferropenia o anemia gestacional, puede ocasionar una serie de problemas tanto en la madre como en el bebé, motivo por el cual es necesario su tratamiento a tiempo.

    Alimentación y complementos alimenticios contra la anemia gestacional

    El hierro contenido en las espinacas, el brócoli, las carnes, pescados, mariscos, cereales como la quinua y legumbres como las lentejas, pasarán a formar parte importante de tu alimentación. Es posible que no los toleres o te gusten todos, pero es necesario tomar lo que más te gusten e incluirlos en tu alimentación diaria, de esta forma podrás mejorar tu salud y la de tu pequeño.

    Deja una respuesta

    Subir